Dismenorrea: Cuando la menstruación duele.

dismenorrea1

Publicado el 19/08/2015

Nos han dicho por siglos que la menstruación duele, pero ¿Por qué pasa esto? ¿Es normal? Aclara tus dudas en este post.

???????????Queridas y queridos lectores, hoy les escribo para aclarar algunas dudas en el tema de la dismenorrea o menstruación dolorosa, que es uno de los problemas más frecuentes a los que nos vemos enfrentadas las mujeres. Normalmente comienza en los primeros cinco años desde el inicio de las menstruaciones y se vuelve menos común a mayor edad.

Se preguntarán por qué hablar de esto, si durante años nos han comentado que la menstruación duele. El problema es que a veces duele más de lo normal y puede traerte problemas serios o ser manifestación de otra enfermedad.

¿Cuáles son sus síntomas sus síntomas?

Los síntomas de la dismenorrea son:

Dolor similar a un calambre en la parte baja del abdomen. También puede afectar la zona lumbar (espalda baja) y los muslos. Este dolor puede aparecer justo antes del sangrado menstrual o al iniciarse este y debería disminuir dentro de uno a tres días desde que partió. Su presentación es intermitente y su intensidad varía entre cada mujer. También puede acompañarse de náuseas, diarrea, cansancio, dolor de cabeza o sensación de malestar general.

¿Qué provoca la dismenorrea? 

Al momento de menstruar nuestro útero libera una serie de sustancias inflamatorias llamadas prostanglandinas, que provocan que este órgano se contraiga y con esto exista desde un ligero malestar hasta dolores insoportables. También están relacionadas con las náuseas y la diarrea que algunas mujeres pueden experimentar previo o durante la menstruación. Cuando el dolor es provocado por estos químicos, hablamos de una dismenorrea primaria.

Cuando el dolor es provocado por otra patología del sistema reproductor (endometriosis, adenomiosis, tumores uterinos, etc.), hablamos de una dismenorrea secundaria.

¿Cuándo debería consultar a un médico o matrón/matrona?

Siempre es importante que las mujeres seamos evaluadas por un profesional de la salud al menos una vez al año, en forma preventiva.
Además de esto, debes consultar antes si el dolor interfiere en forma importante con tu calidad de vida. Las mujeres nos acostumbramos a la idea que la menstruación es inherentemente dolorosa, pero si debido a ella tienes que quedarte en cama o tus actividades normales se ven seriamente afectadas, es señal que algo podría no andar del todo bien y que es momento de ser evaluada.

¿Qué exámenes me van a pedir?

El profesional matrón o médico ginecólogo debería realizarte un examen físico abdominal y pélvico completo -si ya iniciaste tu vida sexual, incluirá un tacto vaginal- para evaluar cómo están tu útero, ovarios y vagina. Es posible que te soliciten una ecografía ginecológica y otros exámenes según los hallazgos en la revisión.

¿Cómo se trata la dismenorrea?

Existen distintas formas para tratar la dismenorrea, su elección va a depender de tu salud en general y de la causa que tenga tu dolor. Entre las opciones terapéuticas están:

  • Medicamentos antiinflamatorios: Se utilizan antiinflamatorios de venta libre -sin receta-. El más común es el ácido mefenámico. La idea es iniciarlo unas 24 horas antes de que empiece el sangrado y tomarlo por alrededor de 3 días. Yo, en lo personal, no recomendaría excederse de ese tiempo y tampoco tomarlos a destajo, ya que a la larga un mal uso de estos medicamentos puede acarrear problemas gástricos o renales.

  • Anticonceptivos hormonales: Las hormonas adelgazan la capa del útero en la cual se forman las prostaglandinas, disminuyendo con esto el dolor. Si sufres de dismenorrea y no estás buscando un embarazo, pueden ser una buena opción para ti, pero existen muchos tipos distintos de anticonceptivos y su uso debe ser analizado caso a caso, para evaluar si su uso no te traerá otros problemas y cuál es el más adecuado para ti.

  • Calor local: Aplicarte calor en la baja de tu abdomen disminuye el dolor. Funciona mejor al asociarse con antiinflamatorios.

  • Ejercicio regular: El realizar actividad física en forma regular ayuda a prevenir y disminuir el dolor menstrual. Se ha visto este efecto especialmente en las mujeres que practican yoga.

  • Terapias complementarias: Aunque la toma de suplementos vitamínicos, herbales o cambios dietarios no ha demostrado del todo su efectividad, la acupuntura sí funciona para tratar la dismenorrea, por lo que si tienes la oportunidad de probarla es una buena opción. También algunas infusiones (como la de manzanilla) ayudan a disminuir un poco el dolor por su efecto antiespasmódico y por su temperatura.

  • Tratamientos invasivos: Si tu dolor no responde a estas medidas o tienes alguna otra patología asociada, es posible que se te sugieran operarte. Esto tiene que ser analizado caso a caso.

 

Espero haber aclarado la mayor parte de sus dudas y si tienen alguna otra pregunta ¡No duden en dejarla en sus comentarios!

Por Camila desde Chillán

Instagram @camilinistica

Camila C.

Médico general, aficionada a las terapias complementarias y a la búsqueda de un estilo de vida minimalista. Cuidadora de dos perros y mascota de una gata temperamental. Buscando opciones libres de crueldad desde la ciudad de Chillán. Tratando de mejorar el mundo desde mi pequeño metro cuadrado.

ver sus posts >

ver más Datos >

Comentarios

Escribe un comentario

Al enviar tus consultas o comentarios estás accediendo a recibir nuestro newsletter de forma mensual.

Marcas chilenas que no testean en animales

  • Equusmare2
  • Omegnas 2
  • Biofilia2
  • Spacio Natural2
  • Wild Beauty
  • blup2
  • logo-alba
  • Photos SpaLiz-06
  • Photos Katmandu-06
  • Spau Natural2
  • La Jacinta
  • logo 300x300blanco
  • Kuyay
  • Mialuna
  • Logo Sukha
  • Logo Lumina Spargo
  • Raíz Natural
  • Logo Nactive
  • Logo Llakolen
  • Violett Olive
  • logo-kuyen-rayen
  • sheet
  • Verde cosmética
  • Arte Vivo
  • Numun
  • Petrizzio
  • ESPIRITU DEL BOSQUE
  • anakena
  • snetido natural
  • millaray
  • majen
  • Freemet
  • Emporio Orgánika

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Déjanos tu correo para suscribirte a nuestro newsletter.

Enviar