Documental: The Story of Cosmetics

Story-of-cosmetics

Publicado el 09/11/2014

¿Se han preguntado de qué están hechos los cosméticos? Porque quizás ya es hora de hacerlo.

La primera vez que me cuestioné sobre los ingredientes de mi shampoo tenía doce años.

Recuerdo que mi profesora de ese entonces llegó a clases contándonos que había leído en el diario/le había llegado un correo (comprenderán que de eso #mushosañoos así que no me exijan rigurosidad) que decía que uno de los ingredientes presente en prácticamente todos los shampoos del mercado, lauril sulfato de sodio, era considerado cancerígeno. Corta.

Después de tamaña advertencia revisé el envase y ahí estaba el lauril, junto a otros  chorromil ingredientes que no tenía idea lo que eran, ni menos, lo que podían hacerle a mi hermosa y en ese entonces púber humanidad.

No supe inmediatamente si era cierto pero creo que desde ese día tomé la costumbre de leer las etiquetas de todo producto que llegue a mis manos. Y claro, pasan los años, leo las etiquetas y ¿qué veo? el mismo lauril con los otros impronunciables ingredientes sacándonos la lengua en el shampoo, bálsamo, desodorante y cuanto producto de uso cosmético se nos ocurra. A nosotros y a nuestra ignorancia porque no tenemos idea de lo que esos nombres causan en nuestro organismo.

Justamente de esto es lo que habla The Story of Cosmetics: de los mismos creadores de The Story of Stuffeste breve documental examina el uso generalizado de ingredientes químicos tóxicos en los productos de cuidado personal, mostrándonos las consecuencias para la salud de los consumidores, trabajadores que los manipulan y el medio ambiente.

Story_cosmetics1

Para variar, la falta de regulación impulsada por intereses económicos, es la protagonistas de esta historia. Además, la desinformación e ignorancia son usadas como la mejor herramienta de los conglomerados de belleza para distraernos y ocultar tras eufemismos la verdad sobre sus ingredientes. Suena bastante a conspiración reptiliana pero pucha chiquillas, lamentablemente es así.

Sin duda, es una realidad difícil de cambiar. Muy difícil. Sin embargo, creo que como consumidores, de la misma forma que podemos elegir entre un shampoo que deja el pelo liso u otro que tiene olor a frutas y promete dejarlo crespo, tenemos el derecho y la obligación de saber qué es lo que estamos poniendo sobre nuestros cuerpos a diario y elegir si queremos hacerlo o no. Porque aunque la etiqueta diga “con ingredientes 1000% orgánicos” sabemos que no es así.

Story_cosmetics2

Afortunadamente, dentro de nuestra realidad local existen estos pequeños emprendimientos cosméticos (muchos de ellos certificados por Te Protejo) que además de no testear en animales, está preocupados y ocupados de ofrecernos productos sin tóxicos ni ingredientes de dudosa procedencia. Así que no todo está perdido: podemos elegir. Y aunque tenemos opciones, creo que la opción  principal es INFORMARSE. Por último, si me da lo mismo ponerme petróleo directo del foso en la cabeza, lo hago de forma consciente. Porque yo lo elegí así.

Les dejo el video para que lo vean:

¡Que tengan buen fin de semana!

Por Francisca

Santiago

@fran_n

Beauty Bloggers

ver sus posts >

ver más Conciencia Verde >

Comentarios

Escribe un comentario

Al enviar tus consultas o comentarios estás accediendo a recibir nuestro newsletter de forma mensual.

Marcas chilenas que no testean en animales

  • Equusmare2
  • Omegnas 2
  • Biofilia2
  • Spacio Natural2
  • Wild Beauty
  • blup2
  • logo-alba
  • Photos SpaLiz-06
  • Photos Katmandu-06
  • Spau Natural2
  • La Jacinta
  • logo 300x300blanco
  • Kuyay
  • Mialuna
  • Logo Sukha
  • Logo Lumina Spargo
  • Raíz Natural
  • Logo Nactive
  • Logo Llakolen
  • Violett Olive
  • logo-kuyen-rayen
  • sheet
  • Verde cosmética
  • Arte Vivo
  • Numun
  • Petrizzio
  • ESPIRITU DEL BOSQUE
  • anakena
  • snetido natural
  • millaray
  • majen
  • Freemet
  • Emporio Orgánika

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Déjanos tu correo para suscribirte a nuestro newsletter.

Enviar