El Horror detrás del Bótox.

raton en laboratorio

Publicado el 20/09/2016

Más de 90.000 animales mueren al año en pruebas con animales para productos contra el envejecimiento, como el bótox, a pesar del reglamento de la Unión Europea (UE) que el 2013 prohibió la experimentación con animales en productos cosméticos, declaró La Liga Antivivisección Italiana (LAV).

Qué es el Bótox.
El bótox o toxina botulínica del tipo A es una proteína producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum, su uso para el tratamiento de determinadas enfermedades se aprobó hace unos 20 años. Como hallazgo secundario los médicos observaron que esta sustancia eliminaba las líneas verticales de la piel del entrecejo y con los años se expandió a otros signos de envejecimiento de la piel. Las inyecciones de toxina botulínica son el procedimiento cosmético que más velozmente ha crecido en el sector industrial.

El horror detrás del Bótox.
Cruelty Free Internacional realizó durante 8 meses, el año 2009, una investigación encubierta en los Laboratorios Wickham del Reino Unido, con la cual pudimos conocer la tortura y asesinato de miles de ratones que son sometidos a ensayos de toxicidad a través de la prueba DL50 estándar, esta es una prueba primitiva y uno de los experimentos con animales más crueles y controvertidos. El procedimiento consiste en inyectar el bótox en el abdomen de los ratones y observar cuántos van muriendo, mientras tanto, los ratones sufren parálisis, luchan para poder respirar y no morir de asfixia. No se les suministra alivio para el dolor porque interrumpiría la “observación”, la mayoría de los ratones fallecen durante las pruebas y los demás, a los que se les considera poco probable que sobrevivan para una segunda prueba, son asesinados. Después de tres o cuatro días se cuenta el número de ratones que siguen vivos y se calcula un valor de DL50 (“DL” significa dosis letal y “50” es la dosis en la que se espera la muerte del 50% de los ratones cuando se les inyecta la toxina). Todos los ratones que no habían muerto en el procedimiento, fueron asesinados al final de la prueba por gas o con su cuello roto.

Todo lo anterior, según los organismos internacionales, es absolutamente innecesario pues existe un método alternativo aprobado para medir la toxicidad del bótox, esto es, un método de ensayo in vitro de células de origen no animal.
Michela Kuan, bióloga y responsable LAV del área de Investigación sin animales, declaró “los consumidores, científicos e instituciones deben ser conscientes de lo inaceptable que resulta que miles de ratones sigan sufriendo y muriendo por un producto ampliamente difundido en el ámbito cosmético cuando, más allá de todo, ya está disponible un método alternativo”.

Manifestaciones.
Por quinto año consecutivo se llevó a cabo una semana de manifestaciones en países integrantes de la UE, lideradas por la Coalición Europea contra la Vivisección para que se dé termino a las pruebas con animales en productos para las arrugas, como el bótox, que significan la muerte cruel de miles de animales al año sólo en Europa. LAV manifestó “es necesario que las autoridades y empresas involucradas se empeñen de inmediato en hacer cesar estos crueles experimentos en animales. La verdadera belleza está en hacer cesar este horror”.

Desde el 2013 celebramos que en la Unión Europea se prohibieron las pruebas con animales en productos cosméticos, no obstante, como hemos aseverado e insistido estos últimos años las distintas organizaciones a nivel mundial, existen vacíos legales y excepciones a la norma en los cuales se refugian las empresas para continuar probando en animales los ingredientes que posteriormente se utilizaran en cosmética, especialmente, en lo relativo a las pruebas de toxicidad. El bótox es un ejemplo de ello, debido a que independiente de los usos médicos que pueda tener no relacionados con el envejecimiento cutáneo, el utilizado en la industria cosmética también es testeado en animales, a pesar de que legalmente no debería existir fundamento para que no esté comprendido en el término “producto cosmético” del Reglamento de la UE, pues es aplicado para esos fines y existe un método alternativo. En relación a esto, Cruelty Free Internacional nos dice que el problema radica en “una laguna en la ley que permite que los animales sigan sufriendo terriblemente en las pruebas de bótox, ya que tiene licencia para su uso médico. Sin embargo, el bótox muy a menudo termina siendo utilizado, con toda legalidad, para fines cosméticos. Creemos que esto está mal”. Considerando, además, que el auge del bótox se debe a la industria cosmética, LAV afirma que “compañías farmacéuticas como la alemana Merz, la inglesa Ipsen y la japonesa Eisai -que tienen filiales en todo el mundo, incluyendo Italia- matan a miles de animales cada año, superando las ataduras legislativas, por el hecho de que tal toxina es inyectada y no desparramada sobre la piel, como se prevé para los cosméticos”.

En Chile.
Se encuentran disponibles en el mercado diversas marcas de toxina botulínica, comúnmente llamada bótox, sin embargo, podemos destacar gracias a la información que nos proporciona Cruelty Free Internacional que la única que tiene compromiso internacional de no experimentación animal y fueron los creadores del método alternativo a la prueba DL50 antes mencionada, es la empresa Allergan, sobre ello la Organización en el año 2015 señaló “La compañía estadounidense Allergan, ha recibido la aprobación de Estados Unidos (FDA) y las agencias europeas para el uso de un método de ensayo de células de origen no animal para probar su forma de toxina botulínica (Botox TM). Al hacerlo, Allergan ha demostrado que es posible sustituir el cruel bioensayo en ratones”. Después de ello, existieron rumores de que la alemana Merz cambiaría sus pruebas pero no se concretó, ya que LAV nos asegura que siguen experimentando.

Fuentes:
Liga Antivivisección Italiana.
ANSA Latina.
Cruelty Free Internacional (1) (2) (3)

Por Mila, desde Temuco.
@mila_carcamo

ONG Te Protejo con el auspicio de Surya Brasil está organizando Feria Ecobelleza 2016, más de 50 stands de cosmética, alimentación accesorios y mucho más. Participa en los talleres gratuitos, masterclass, además de sorteos y concursos ¡Te esperamos en Centro cultural La Moneda, el sábado 15 de Octubre de 11:00hrs a 19:00hrs!

Mila Cárcamo

Madre de tres hijas perrunas y vegetariana, vive en continua búsqueda de conocimiento para tener una existencia sin causar daño a los animales no humanos. Sus perritas Panda, Lizzy y Crespita le entregan soplos de vida cada día y ella lucha para devolverles la mano. Les escribe desde Temuco, sur de Chile. @mila_carcamo

ver sus posts >

ver más Noticias >

Comentarios

Escribe un comentario

Al enviar tus consultas o comentarios estás accediendo a recibir nuestro newsletter de forma mensual.

Marcas chilenas que no testean en animales

  • Equusmare2
  • Omegnas 2
  • Biofilia2
  • Spacio Natural2
  • Wild Beauty
  • blup2
  • logo-alba
  • Photos SpaLiz-06
  • Photos Katmandu-06
  • Spau Natural2
  • La Jacinta
  • logo 300x300blanco
  • Kuyay
  • Mialuna
  • Logo Sukha
  • Logo Lumina Spargo
  • Raíz Natural
  • Logo Nactive
  • Logo Llakolen
  • Violett Olive
  • logo-kuyen-rayen
  • sheet
  • Verde cosmética
  • Arte Vivo
  • Numun
  • Petrizzio
  • ESPIRITU DEL BOSQUE
  • anakena
  • snetido natural
  • millaray
  • majen
  • Freemet
  • Emporio Orgánika

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Déjanos tu correo para suscribirte a nuestro newsletter.

Enviar