Sustentabilidad: un desafío diario y permanente.

Comentario_portada

Publicado el 29/08/2014

Una reflexión sobre tomar conciencia y hacernos parte activa del cambio.

Hace algunos días, tuve la clase más maravillosa del mundo mundial: Diseño Sustentable. En este curso, a modo introductorio, nos presentaron la siguiente animación: Man, de Steve Cutts. El mensaje es claro: el hombre, como propietario indiscutible del planeta, tomando todo lo que en el habita, sin preguntar, sin pensar, sin mediar por un segundo las consecuencias que esto implicaría, tanto para el planeta mismo, como para las personas y sociedades que lo habitamos.

Al término de la animación, las luces se prendieron, y algo se removió dentro de mi a tal nivel, que siento la responsabilidad social de compartirlo hoy con ustedes.

Comentario_man

 

El asunto es el siguiente: creo que pude ver de una forma tan lúcida, clara y apabullantemente reveladora -tanto como la palabra apabullante- lo urgentemente necesario que es cada uno de nosotros tenga este mismo tipo de revelaciones respecto a la sustentabilidad. ¿Para qué? para hacernos parte del cambio y detener algo del daño que se está causando.

A todo eso, para aclararles un poco el panorama, la sustentabilidad -término ya bastante popular, y muchas veces manoseado por factorías que quieren maquillar una que otra pifia en base a ésta- , se refiere a la “cualidad de poderse mantener por sí mismo, sin ayuda exterior y sin agotar los recursos disponibles”. Aclarado esto, continúo.

Quizás lo que estoy diciendo no es ninguna novedad, y por lo mismo, me parece aún más grave que justamente eso, EL CAMBIO, no se esté generando de forma tan masiva como debería. La falta de políticas públicas – y los intereses económicos detrás de esto mismo- claramente no nos mueven ni incentivan al bloque social a actuar por algo que parecería hasta lógico: cuidar el lugar que habitamos. Así como cada uno sabe que debe cuidar su casa, porque es su “hogar”, también deberíamos saber que tratar de disminuir el impacto que causan nuestras acciones diarias en el suelo que pisamos -el mismo que permite que comamos las frutas que tanto nos gustan y tomemos batidos al desayuno- es indispensable para nuestra propia sobrevivencia.

Comentario_2

Mi invitación es a comenzar por lo básico: hacernos concientes. Entender que nuestras acciones de consumo diario tienen repercusiones a nivel planetario, es el primer acercamiento a hacer cambios aún más profundos.

En mi caso personal, acercarme a Te Protejo y participar activamente, compartiendo sus lineamientos y propósitos contra el testeo animal, informándoles sobre alternativas al testeo materializadas en productos de fácil acceso, es mi forma de acercarles esta realidad y mostrarles, de una u otra forma, que sin importar lo altruísta que parezca, siempre habrán opciones para comprometernos a disminuir nuestro impacto negativo en este planeta. Pero esta no es la única forma. Esta es la que a mi me acomoda. Busquen la suya, comprométanse y conviértanse en personajes activos, motores vivientes del cambio. Porque es necesario, pero por sobre todo, porque no podemos dejar en manos de otros la tarea de mejorar nuestro propio hogar.

 

¡Que tengan un buen fin de semana!

Por Francisca

@fran_n

 

Comentarios

Escribe un comentario

Al enviar tus consultas o comentarios estás accediendo a recibir nuestro newsletter de forma mensual.

Marcas chilenas que no testean en animales

  • Equusmare2
  • Omegnas 2
  • Biofilia2
  • Spacio Natural2
  • Wild Beauty
  • blup2
  • logo-alba
  • Photos SpaLiz-06
  • Photos Katmandu-06
  • Spau Natural2
  • La Jacinta
  • logo 300x300blanco
  • Kuyay
  • Mialuna
  • Logo Sukha
  • Logo Lumina Spargo
  • Raíz Natural
  • Logo Nactive
  • Logo Llakolen
  • Violett Olive
  • logo-kuyen-rayen
  • sheet
  • Verde cosmética
  • Arte Vivo
  • Numun
  • Petrizzio
  • ESPIRITU DEL BOSQUE
  • anakena
  • snetido natural
  • millaray
  • majen
  • Freemet
  • Emporio Orgánika

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Déjanos tu correo para suscribirte a nuestro newsletter.

Enviar